Seleccionar página

LA JUSTIFICACIÓN

«Un blog es la forma más barata 
de pensar públicamente»
Daniel Ferreira
 



Casi actriz, casi comunicadora social, alguna vez quise ser Gestora Cultural y terminé estudiado marketing digital y desarrollo web. Sí, así de interdisciplinares son mis sueños, por no decir que la indecisión se pasea por mi vida desde que terminé el bachillerato y me fui a recoger y a escribir historias a una Academia de Arte  allí descubrí que le servía más al teatro como espectadora que como actriz (porque lo que menos hice bien, fue actuar)

Con la universidad tengo una historia de amor y odio. Amo todo lo que allí podemos descubrir, pero odio casi todo lo que nos imponen, desde asistir a esta solo por un cartón y adquirir estatus frente a familiares y amigos, hasta lo costosas y esnobs que me resultan muchas carreras y quienes las estudian… para mencionar una: La Comunicación Social. Es por esto que me he identificado mucho con la historia de un gran personaje, quién abandonó la universidad pero nunca el conocimiento, ni la curiosidad.

No tengo muy claro porque a veces los pensum de las carreras coartan tanto la elección de materias acomodándolo solo a las competencias de un programa profesional (por lo menos en este país).

Creo que es así como al pasar de los años he tenido el impulso de ir por allí y acá, robando de todo un poco pero en el fondo, construyendo algo. “Esperando a que se unan los puntos”. Eso, de lo que hablaba el ya difunto fundador de Apple, me parece una de las filosofías de vida más acertadas y simples que transgrede, aunque no parezca, a la educación en este tiempo moderno ¿o posmoderno?..
Aunque bien es cierto que andar por ahí sin una meta, pensando que vas a tener la misma suerte que Jobs puede parecer loco, cómodo y por demás ingenuo, la verdad y el trasfondo de esas palabras radica en la importancia de tomar nuestras propias decisiones a la hora de adquirir conocimiento. Un trabajo de introspección encaminado a conocer nuestros talentos y pasiones y desde ahí hacernos nuestra propia profesionalización, teniendo en cuenta con qué y cómo carajos es que vinimos a ayudar a este mundo.
¿Suena raro?
Mi pasión es ser escritora, pienso en esto como mi futuro, pero no puedo negar que hay otros oficios que me llaman y otros trabajos que puedo realizar casi con el mismo amor que le profeso a las letras. Si lo hacen, es de seguro porque en algo aportarán al camino que estoy siguiendo.
Carolina Chavate es una de mis blogueras y escritoras favoritas, ella, acertadamente, en uno de sus maravillosos textos llamado: Renuncié y no me he muerto de hambre escribe:  El mundo necesita seres que pongan su talento a circular en este proyecto colectivo que se llama planeta tierra”. A mi me suena a decreto.
Este blog es eso, mi proyecto personal para este proyecto colectivo que llamamos planeta tierra. Un acto de fe hacia mi y lo que me apasiona y hacia los que me leen. No tiene un género específico, no tiene fechas de publicación, solo todo mi empeño en plasmar y dejar en la nube un montón de letras convertidas en los pensamientos que, deseo genuinamente, a uno que otro lector lo identifique… y se sienta con ganas de volver, y lo lea todo, y algo de aquí se le quede, y algo de aquí practique, y algo de aquí comente, y algo de aquí comparta.

Una aclaración final: Si hizo o hace parte de mi vida, probablemente se descubra en algún texto. Espero entienda la imaginación en algunos casos y la sinceridad en otros.