Seleccionar página

Hasta que la muerte nos separe


Jorge me amaba yo lo sé,
¡A su manera! Pero así lo aprendí a querer.
El nunca entendió lo mucho que yo lo adoraba
Y poniendo de excusa sus celos sin piedad me maltrataba.

Nunca olvidaré el día de su primera agresión,
Esa vez me creí valiente y le dejé sin razón.
Al otro día me fue a buscar
Y con llantos y promesas me volvió a conquistar.

Mi madre me decía que tenía que ser paciente,
A uno le enseñan en la casa a ser buena esposa y creyente.
No pasó mucho tiempo para que me volviera a pegar
Pero mi cerebro ya estaba entrenado y le volví a perdonar.

Dejé mi trabajo, los estudios y amigos
Para por nada en el mundo despertar sus celos asesinos.
Pero para él no era suficiente
Su pasatiempo favorito era hacerme sentir menos, física y mentalmente.

Me cité con una amiga y nos reímos tomándonos un café,
Me tardé demasiado ¡eso debió ser!
Entre chiste y chiste se me pasó la tarde
Y esta vez los golpes alcanzaron para matarme.

***

¿Hasta que la muerte nos separe? II


Jorge no me amaba ahora lo sé,
Gracias al cielo lo dejé de querer.
Que yo lo adoraba, eso nunca lo entendió
Y poniendo de excusa sus celos, con golpes me maltrató.

Nunca olvidaré el día de su agresión,
Fui valiente y le dejé con razón.
Al otro día me fue a buscar
Y con llantos y promesas no me volvió a conquistar.

Mi madre me decía que tenía que ser fuerte,
A mí me enseñaron en mi casa a ser una mujer valiente.

El matrimonio es un contrato que uno no tiene que cumplir
Si uno dio con un idiota del que definitivamente debe huir.
Hoy me encuentro de nuevo sola, pero viva y ¡Lo tengo que olvidar!
A mantener al maltratador alejado la jurisprudencia me tiene que ayudar.